Si usted usa expresiones insultantes o de desprecio para con Dios, con la Hostia, con el Copón, con Nuestra Señora; hoy está amorosamente invitado a dejar de hacerlo, al menos por un periodo de tiempo. Dése una tregua de 9 meses. Posiblemente notará que su vida y la vida de la mayoría de las personas que le rodean cambia. Si no es así, si quiere, puede volver a sus expresiones de antes.

Hágalo profundamente hacia su interior; sin imponer este concepto a nadie.

Probablemente le parezca increíble.


Viernes 4 de octubre de 2013.